¿Qué hay para cenar? 5 consejos para maximizar la comida sobrante

Posted

(BPT) - La comida sobrante es una solución fácil a la pregunta común de “¿Qué hay para cenar?”, y un paso simple en el camino hacia una vida más sostenible. Una encuesta reciente revela que el 72% de los estadounidenses favorecen el consumo de comida sobrante. Sin embargo, ¿cómo podemos cocinar y almacenar estos alimentos para obtener el máximo nivel de “Mmmm…” a la hora de comer, y menos desperdicios? Independientemente de que esté totalmente a favor de lo que sobró, o necesite algo de convencimiento, siga los consejos siguientes para un enfoque más sostenible de la alegría en cada comida.

1. Mantenga el refrigerador organizado.

Un refrigerador organizado es vital para aprovechar al máximo la comida sobrante, y limitar el desperdicio de alimentos. Ordene debidamente el interior de su refrigerador para que pueda encontrar mejor los alimentos, y crear un sistema que funcione para su familia.

Una encuesta reciente de Bosch descubrió que el 61% de las personas creen que desperdiciarían menos alimentos si su refrigerador tuviera una capacidad de almacenamiento más útil. Use soluciones flexibles de almacenamiento y estanterías como Flexbar de Bosch para proporcionarle espacio a artículos de mayor altura como pasteles grandes o botellas, de modo que cada centímetro del interior de su refrigerador se aproveche al máximo.

Utilice etiquetas para identificar la comida sobrante con la fecha en que se elaboraron, y guárdela en recipientes herméticos de vidrio. Es fácil olvidar lo que hay en su refrigerador hasta que ya es demasiado tarde: los recipientes de vidrio no solo son reutilizables y sostenibles, sino que también le permiten ver lo contienen.

2. Elabore recetas que generen óptimas comidas sobrantes.

Muchos estadounidenses eligen lo que van a ingerir en función de si generará o no bastante contenido para futuras comidas. En la encuesta mencionada, los participantes señalaron que los huevos y el sushi son, con creces, los peores alimentos para mantenerlos como comida sobrante (42% y 33%), mientras que las sopas (79%), la carne (62%) y la pasta (60%) se encuentran entre algunas de las mejores. En lugar de hacer esa frittata de huevo para su desayuno-almuerzo en casa, considere los hash browns de batata o la pasta con queso para que pueda disfrutarlos en los próximos días.

3. Considere los ingredientes “adicionales” como base para nuevas comidas.

Todos tenemos esa receta que requiere solo una pequeña cantidad de un ingrediente que no se necesita para nada más. Piense en qué pueden convertirse los ingredientes adicionales para ahorrar tiempo y dinero. Por ejemplo, reutilice los restos de verduras para hacer una sopa o un caldo. Mezcle zanahorias, cebollas y otros ingredientes adicionales similares en una bolsa de un galón con cremallera, y colóquela en el congelador. Si prepara el doble de las verduras que necesitará para una comida, tendrá un punto de partida para una sopa o ensalada de pasta más adelante en la semana, como Leftovers Veggie Soup (Sopa de verduras sobrantes).

4. Maximice la frescura con productos y electrodomésticos adecuados.

Elija un refrigerador que cuente con tecnología de frescura diseñada específicamente para extender la vida útil de sus alimentos, a fin de contar con la tranquilidad de saber que sus comidas sobrantes estarán en óptimo estado en los días posteriores a la primera vez que se sirvieron. El refrigerador Bosch French door bottom mount refrigerator with VitaFreshPro drawer (refrigerador Bosh puerta francesa con gaveta VitaFreshPro) optimiza tanto la temperatura como la humedad para mantener frescos por más tiempo la carne, el pescado y las verduras.

También puede congelar la comida sobrante si desea extender su vida útil por un período de tiempo más extenso. Un “truco” de almacenamiento fácil para la sopa o salsa sobrante es congelarlos en latas de magdalenas o bandejas de cubitos de hielo, para tener a mano pequeñas porciones que pueda usar fácilmente en otras comidas.

5. Recaliente su comida sobrante como un profesional.

Hay varias maneras de recalentar mejor la comida sobrante. El 41% de los participantes de la encuesta afirmó que la capacidad de recalentamiento es un factor vital que los incentivaría a comer más alimentos sobrantes.

Su placa de cocción es un método clave para que la comida sobrante sepa como si estuviese acabada de hacer. Es importante saber que, si bien los hornos microondas son útiles cuando contamos con poco tiempo, pueden darle a su comida sobrante una consistencia desagradable. Sin embargo, cocinar a fuego lento en el fogón mantiene el sabor y textura originales. También se puede recalentar la comida sobrante en una placa de inducción para lograr un recalentamiento rápido y preciso, garantizar que la comida sobrante esté uniformemente caliente, y beneficiarse con una fácil limpieza.

La cocción al vapor es otra excelente manera de recalentamiento, ya que retiene los nutrientes, la humedad y la integridad original de sus comidas. Recaliente en un horno de vapor alimentos como pescado y verduras: ¡y verá que su comida sobrante siempre quedará fresca y sabrosa!